24 de enero de 2017

Federico García Lorca (IV)



Empezamos, en el pasado mes de abril, una nueva serie sobre el poeta-músico Federico García Lorca que hemos inaugurado con motivo del 80 aniversario del asesinato del artista que se cumplió el pasado 18 de agosto.

Esta serie de entradas sobre Lorca, que empezamos hace unos meses, vienen a colación de un nuevo proyecto que estamos preparando en conmemoración de esta triste efeméride. En este proyecto queremos englobar toda la calidad artística de Federico, si cabe, con obras que recuperó el artista de la tradición popular andaluza, así como nuevas obras escritas sobre sus poemas. Los que asististeis a nuestro concierto de verano en Guriezo ya pudisteis saborear un adelanto de este proyecto que esperamos que vea luz dentro de pocos meses.


Los antiguos coralistas recordaréis que el coro ya cantaba hace unos 20 años obras de Lorca y, si bien es cierto, dichas obras han sido corregidas y aumentadas en número para que valgan para las nuevas características del coro y de este proyecto. Durante la gira por Andalucía se prepararon ex-profeso algunas de estas obras y gracias a las grabaciones de esta gira iremos repasando los episodios más señalados de la vida del artista.

Durante la historia del coro han sido varios las obras que hemos cantado de Lorca así que iremos rescatándolas y publicándolas mes a mes. En las anteriores entregas de esta serie hemos presentado "Las tres hojas", "Los cuatro muleros" y "Muerto de amor" hoy es el turno de una nueva obra, "En el café de Chinitas".

(Escrito de Pedro Vaquero)

La Música en la obra de García Lorca


Consecuentemente, toda la obra de García Lorca estará impregnada de lo musical. El primer libro que publicó, Impresiones y paisajes, está dedicado a su maestro de música. Antonio Segura. Una mera ojeada a los títulos de sus poemas evidencia que nos encontramos ante una obra fundamentalmente musical. Ningún término se repite tanto como canción, pero también abundan otros tan sonoramente musicales como madrigal, villancico, suite, concierto, nocturno, serenata o danza. 


Con Falla, no solamente organizó el Concurso del Cante Jondo, sino que también montó, en 1923, con motivo de la Fiesta de los Reyes Magos, un teatro de muñecos para niños. La obra se tituló La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón, y el propio don Manuel tocó el piano. 


Entre las conferencias de García Lorca abundan igualmente las de tema musical. El cante jondo. –Primitivo canto andaluz, Arquitectura del cante jondo, Canciones de cuna españolas, Juego y teoría del duende y Cómo canta una ciudad de noviembre a noviembre fueron conferencias que normalmente ilustró con interpretaciones musicales.
Siguiendo una tradición que se remonta al teatro español del Siglo de Oro, García Lorca se sirvió de la música popular en sus obras y utilizó con frecuencia canciones y romances populares en su teatro. Para el montaje argentino de La zapatera prodigiosa, de 1933, preparó un fin de fiesta con la escenificación de tres canciones populares: Los cuatro muleros, el Romance de los peregrinitos y Canción de otoño en Castilla. Sin embargo, de acuerdo con su conocida opinión de que es muy difícil encerrar en el pentagrama toda la riqueza de la música popular. García Lorca apenas dejó escritas partituras. Si su obra musical está siendo conocida, es gracias a las grabaciones y al testimonio directo de quienes conocieron o interpretaron este repertorio musical en vida del poeta, y que han hecho posible las transcripciones musicales, casi todas ellas póstumas.

No es extraño, pues, que la obra de García Lorca contenga un apartado de música que aumenta constantemente, a medida que salen a la luz más inéditos. La última edición de las Obras Completas, de 1986, está sustancialmente enriquecida en este aspecto. Dividido en tres epígrafes, este amplio capítulo musical empieza por las Canciones populares españolas, de las que contiene quince: las diez que grabó en discos gramofónicos más el Romance de don Boiso, Los reyes de la baraja. La Tarara, Duérmete, niñito mío y Canción de otoño en Castilla. Un segundo grupo, dedicado a las músicas del Romancero gitano, incluye dos temas: Prendimiento de Antoñito el Camborio y Muerte de Antoñito el Camborio. El tercer grupo, por último, dedicado a la música para el teatro, contiene doce temas de distintas obras: Canción de las niñas, de Mariana Pineda: La señora zapatera, de la zapatera prodigiosa: Canción de las hilanderas, Coplas de la criada, Copla del cortejo de bodas, Viejo romance infantil, Cantar de boda y Canción de cuna, de Bodas de sangre; y Nana, Canción del pastor, Seguidilla de las lavanderas y Coro de la romería de Yerma. 

Además de los temas enumerados, esta última edición de las Obras Completas incluye cumplida información tanto sobre bibliografía musical como sobre otros temas musicales de García Lorca. La Fundación García Lorca, por su parte, conserva varias partituras inéditas del poeta-músico. Todo ello da una idea cabal de la amplitud de la obra musical de Federico García Lorca.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En 1931, Federico graba junto a Encarnación López "La Argentinita" varios discos gramofónicos de pizarra de 25 cm. y 78 rpm. que contenían una canción en cada cara. El éxito de estas grabaciones, realizadas por la discográfica La Voz de su Amo, fue inmediato y desde entonces estas canciones son obras claves del cancionero tradicional. La Argentinita puso la voz, el zapateado y las castañuelas y Federico la acompaña al piano. Hoy os presentamos una de esas obra, En el café de Chinitas, interpretada por la Escolanía de Guriezo.

Esta interpretación se realizó durante la gira por Portugal, Extremadura y Andalucía. Se prepararon varias de estas obras y se cantaron en sitios como la Concatedral de Mérida, Lisboa, Rota (Cádiz)... El vídeo que mostramos a continuación fue grabado el 13 de agosto de 1998 en Rota, Cádiz.

Dada la tecnología de la época y los medios de los que se disponían, la resolución en la grabación no resulta buena. Lo sentimos. En esta obra participan unos jovencísimos músicos como son Daniel Álvarez y José Ramón Rioz Fernández (al violín y el violonchelo respectivamente) junto a una esplendida Escolanía de Guriezo, todos ellos bajo la batuta de José Ramón Rioz.




Letra:
En el café de Chinitas 
dijo Paquiro a su hermano: 
«Soy más valiente que tú, 
más torero y más gitano». 
En el café de Chinitas 
dijo Paquiro a Frascuelo: 
«Soy más valiente que tú, 
más gitano y más torero». 
Sacó Paquiro el reló 
y dijo de esta manera: 
«Este toro ha de morir 
antes de las cuatro y media». 
Al dar las cuatro en la calle 
se salieron del café 
y era Paquiro en la calle 
un torero de cartel.



Esperemos que os guste y que a los antiguos coralistas os haga revivir los buenos momentos vividos. Dentro de unas semanas publicaremos la siguiente entrada sobre Lorca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...